El sofá es protagonista en todos los hogares, es un punto de encuentro, de descanso, de reunión...

El sofá es protagonista en todos los hogares, es un punto de encuentro, de descanso, de reunión. También es una inversión importante si queremos que sea de calidad, por lo que a veces escogerlo representa una decisión difícil.
Queremos darte algunos tips y detalles que es importante tener en cuenta al momento de comprar tu sofá y que pueden ayudarte a hacer la mejor elección.
Empieza por las medidas. Es importante tener en cuenta las medidas del sofá pero también las de la pared donde lo ubicarás. Lo ideal es que el sofá tenga entre 60 y 100 cm menos que la pared para que no se vea demasiado estrecho el espacio. De acuerdo a eso debes tener en cuenta que un sofá de dos puestos mide entre 140 y 170 cm de largo, uno de tres puestos mide entre 180 y 220 cm de largo.
Los brazos. Definen parte del diseño del sofá y lo hacen ver estilizado o más robusto, pero adicional la estética debemos tener en cuenta que si somos de los que nos queremos acostar en el sofá a leer un libro, unos brazos gruesos, redondeados y no muy altos serán ideales o si el uso será más formal podemos optar por un diseño más estilizado, unos brazos un poco más altos y rectos.
La estructura. No suele estar visible y a veces pasa inadvertida pero al momento de comprar un sofá nos debemos cerciorar de que su estructura interna está hecha de madera maciza, inmunizada y secada al horno, nunca un aglomerado.
El relleno. Tampoco está visible pero es muy importante. Cada parte del sofá debe tener una espuma con la densidad y dureza adecuada para su uso. El respaldo debe ser más blando que el asiento porque no sufre el mismo desgaste que el asiento, que debe soportar el peso del cuerpo y por lo tanto, es indispensable que tenga una espuma de alta densidad puede ser combinada con una más blanda para darle más confort.
El tapizado. El material y color del tapizado, terminan de definir la personalidad del sofá. Debemos dejarnos llevar por lo que más nos guste entre tantas opciones disponibles pero también debemos tener en cuenta varios aspectos:
  • Colores muy fuertes o estampados muy cargados pueden terminar por cansarnos con el tiempo, así que es recomendable escoger colores más neutros y poner el toque de color en cojines y mantas.
  • En cuanto a materiales, los textiles ofrecen muchas posibilidades. Más allá del color, debemos tener en cuenta cómo está compuesta nuestra familia, si tenemos mascotas y/o niños en nuestro hogar lo recomendado es usar microfibras que se encuentran de varios tipos y muchos de colores. Los linos, terciopelos y algodones son telas hermosas y muy finas pero delicadas y más si se trata de colores claros.
Te esperamos en nuestro Showroom para que conozcas nuestra propuesta en sofás y darte la asesoría que te permita tomar la mejor decisión sobre este importante miembro de la casa!

 

COMPARTIR EN
Loading Facebook Comments ...

Testimonios

Decoración títulos

Lo hacemos realidad

CONTACTO