Una habitación para descansar mejor

Puede que la mayoría del tiempo estemos en la zona social de nuestra casa pero en nuestra habitación pasamos unas horas muy importantes. En ella dormimos y se supone que descansamos pero hay factores que tienen mucha influencia en nuestro descanso y hacen que al otro día nos levantemos como nuevos o sintamos que no ha sido un sueño reparador.
No es solo cuestión de decoración, también es cuestión de comodidad y salud. Empecemos por el espacio. Especialmente si nuestra habitación es pequeña debemos ser cuidadosos con las medidas de los elementos más grandes: la cama, armarios o closets y mesas. Se recomienda dibujar el “círculo de la comodidad” que consiste en mirar si puedes hacer un círculo de paso alrededor de tu cama que respete un espacio de mínimo 60 cm. Es lo ideal para que haya buena circulación. La cama especialmente se debe adaptar a tu gusto pero también a las condiciones del espacio.
Para ganar espacio en habitaciones que son de tamaños limitado podemos aprovechar la ventana. Si  la tienes y la habitación lo permite,  ubica la cama de frente a la ventana y esto generará sensación de amplitud. Las cortinas deben ser preferiblemente de un color claro, aunque es importante que en la noche y los momentos de descanso la habitación pueda quedar oscura para tener un mayor descanso, por eso son recomendables los enrollables que cumplen las dos funciones.
Los espejos también son buenos aliados para ganar espacio e iluminación, así como el uso de tonos relajantes como el azul, el gris, el blanco o los pasteles, especialmente en paredes y mobiliario. Como ya lo hemos dicho, puedes jugar con los accesorios como cojines, tendidos, lámparas, cuadros, para dar los toques de color y cambiarlos cuando quieras.
Un mejor descanso
Para lograr un mejor descanso se recomienda ubicar el cabecero de la cama hacia el norte. Obviamente esto no es posible en todos los casos para la distribución de la habitación, pero si es posible lo podemos intentar. La explicación biológica que se da es que nuestras células están compuestas por electrones, con sus respectivas cargas positiva y negativa. Al dormir alineados con el norte facilitamos el descanso porque en esa dirección no interferimos con el flujo natural de la tierra, que va en dirección sur-norte. Un buen descanso garantiza una adecuada regeneración celular, salud y vitalidad.
Recomendamos también al momento de dormir asegurarnos de no tener ningún aparato electrónico cerca, y menos, enchufado a la corriente; mantener la habitación limpia y ordenada, sacando del exceso de objetos que no dejan fluir la energía.
COMPARTIR EN
Loading Facebook Comments ...

Testimonios

Decoración títulos

Lo hacemos realidad

CONTACTO